uncategorized

Varane levanta la espada del ‘harakiri’ blanco en el Etihad

10/11/2020

Gabriel Jesus festeja el segundo gol del City en el Etihad.

La imagen de Sergio Ramos, con su chaleco en la grada, explica esta derrota. No es únicamente lo que el capitán hace en el área. Es lo que hacen los demás cuando están a su lado y lo que hacen y sienten cuando les abandona. Son como huérfanos. Su inseparable Raphael Varane cometió dos errores infantiles para matar a su propio equipo por dos veces, minutos después del inicio y cuando había logrado empatar, como si levantara la espada en este harakiri del Madrid donde más le duele, en la Champions. Pese a los errores, esto exige más, no es la Liga. [Narración y estadísticas (2-1)]

Varane es tan campeón del mundo como Ramos, pero no es lo mismo. Le mortifica su martirio, hoy, en la misma medida que le honra su autocrítica: ‘mea culpa’. Poco puede decirse en descargo del francés en su peor día como madridista, por mucho que la eliminatoria estuviera cuesta arriba tras el 1-2 de la ida. Si acaso, la empecinada voluntad de Zinedine Zidane por sacar la pelota jugada desde su área, como quedó patente en el primer fallo del defensa.

Un minuto y 40 segundos tuvo el Madrid el balón nada más arrancar el partido. Un minuto y 40 segundos en que no abandonó su mitad del campo, la mayor parte en su área. La orden de sacar el balón jugado convirtió a Thibaut Courtois en una baliza, frente a la presión adelantada de los jugadores del City. La primera escena dejaba una pista, una pista maldita.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *