uncategorized

Simón, Aitor, Kepa y Remiro: los cuatro nietos de Iribar

08/23/2020

24.11.2019. El portero del Athletic de Bilbao, lt;HIT gt;Unai lt;/HIT...

¿Es Lezama una fábrica de producción en serie de porteros de élite? Veamos: Aitor Fernández defiende la portería del Levante (29), Kepa Arrizabalaga (25) la del Chelsea, Álex Remiro (25) la de la Real Sociedad y Unai Simón (23) la del Athletic. En los últimos años, Iago Herrerín (32) y Gorka Iraizoz (39) fueron titulares en San Mamés y Jon Ander Serantes (30) en el Leganés. ¿Cuál es el secreto? «Iribar», responde Aitor Larrazabal, responsable de la cantera rojiblanca entre 2011 y 2015. «En Lezama siempre se ha puesto la referencia del Txopo a los porteros. Ha sido el más grande y los que vienen de abajo crecen mirando y trabajando sobre su ejemplo. Y no sé si han logrado parecerse a él, pero sí ser porteros de Primera», añade el ahora entrenador del Barakaldo.

La referencia es emocional, por supuesto, pero también factual. Iribar no sólo fue el mejor portero de la historia del Athletic y su futbolista más emblemático, sino también formador de guardametas durante dos décadas. Con él crecieron en Lezama muchos de los que posteriormente han sido los entrenadores de la portentosa camada actual: Aitor Iru, Juanjo Valencia, Imanol Etxeberria, Iñaki Lafuente… «Yo tuve a Iribar como preparador durante cinco años y aprendí muchísimo de él, tanto técnicamente como de lo que es el Athletic, su filosofía, sus valores… Todo eso, sumado a mi propia experiencia como portero del Athletic, se lo he podido transmitir luego a los chavales que he entrenado», comenta Etxeberria, dueño de la portería de San Mamés entre 1996 y 2000.

Fruto del trabajo realizado durante muchos años, Lezama presume ahora del portero más caro de la historia del fútbol (Kepa), del que más paradas hace en la Liga (Aitor), del tercero menos goleado del campeonato (Simón) y del que ha llevado a la Real a su primera final en tres décadas (Remiro). Son los nietos de Iribar y sobre todo de su legado, pues el Txopo logró que la posición de portero se considerara sagrada en el Athletic y que todo el trabajo de cantera sea fiel a esa convicción. «En Lezama hay muchos preparadores de porteros para cubrir las necesidades del fútbol base, algo que no sucede en todas las canteras. En otros clubes, te encuentras en los escalones más altos a chavales menos trabajados y con bastantes carencias porque se han saltado muchos pasos. En el Athletic, desde pequeñitos se les da formación específica y eso a la larga es diferencial», explica Etxeberria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *