uncategorized

¿Puede el Gobierno impedir entrenar a los clubes?

05/10/2020

FILE PHOTO: General view of the remodelled lt;HIT gt;Reale lt;/HIT gt;...

En estos días estamos viviendo el interés de algunos clubes de fútbol, como Real Sociedad o Fuenlabrada, por iniciar actividades para los futbolistas en sus instalaciones. El Consejo Superior de Deportes (CSD) las ha paralizado basándose en la normativa vigente relativa a la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el Covid-19. Dos cuestiones requieren un análisis; la primera es si los futbolistas pueden desarrollar su trabajo en las instalaciones deportivas propiedad de los clubes; la segunda es si el CSD tiene facultades para impedirlo.

La celeridad con la que se ha redactado el Real Decreto 463/2020 del estado de alarma no ayuda a su comprensión, con interpretaciones contradictorias. Si bien admitimos que el Real Decreto obliga al cierre al público de los locales en los que se desarrollen las actividades deportivas, la disyuntiva viene sobre la interpretación relativa a si ese cierre al «público» es extensible también a los futbolistas como trabajadores del club.

El tenor legal dice: «Se suspende la apertura al público de los museos, archivos, bibliotecas, monumentos, así como de los locales y establecimientos en los que se desarrollen espectáculos públicos, las actividades deportivas y de ocio indicados en el anexo del presente Real Decreto». Una tendencia de la doctrina defiende que sólo se prohíbe la apertura al público, pero no a los trabajadores, los futbolistas, acudir a realizar su prestación laboral.

Otra defiende que son los museos, archivos, bibliotecas y monumentos los que se encuentran cerrados al público, mientras que los locales en los que se desarrollen espectáculos públicos, las actividades deportivas y de ocio se encuentran cerrados para todo tipo de actividad. Lo apoyan, a su vez, en el anexo del mismo Real Decreto, que titula «Relación de equipamientos y actividades cuya apertura al público queda suspendida con arreglo a lo dispuesto en el artículo 10.3», y el en que se especifican los campos de fútbol, estadios, gimnasios, así como los locales recintos, sin espectadores, destinados a la práctica deportiva-recreativa de uso público, en cualquiera de sus modalidades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *