uncategorized

Pablo Gállego, el último español sobre el césped: de un golpe de Estado al coronavirus en Managua

04/10/2020

«Si supiera que en España voy a estar mejor, volvería», asegura el delantero oscense, máximo goleador de la liga nicaragüense.

Pablo Gállego sólo tiene 26 años, pero ya ha vivido muchas peripecias en esto del fútbol. «Albania no me gustó nada. No duré mucho porque no estaba feliz. Aquí, en Nicaragua ya me tocó vivir en abril de 2018 un intento de golpe de Estado», relata el delantero minutos después de su partido del miércoles. Un 1-0 con el que el Managua, su equipo, ascendía al liderato de una liga que no piensa detenerse ante el Covid-19. El último futbolista español sobre el césped afronta todo con un asombroso estoicismo.

«Llevo mi particular cuarentena, porque estoy muy concienciado con lo que está pasando en España. Salgo a comer, a comprar, a entrenar… Pero intento mantener un poco de responsabilidad con este tema», adelanta el máximo anotador del Clausura 2020, en conversación con EL MUNDO.

Pese a los casi 9.000 kilómetros que le separan, los efectos del Covid-19 también se han dejado sentir en la familia de Gállego. «Mi hermano trabaja en el hospital de Huesca. Mi madre sigue con mis abuelos en Biescas y estoy muy preocupado por ellos», detalla sobre un pueblo de 800 habitantes donde ya se contabilizan cuatro fallecidos. «Claro que me dicen que vuelva allí, pero tengo la suficiente edad como para tomar mis propias decisiones. Si supiera que en España voy a estar mejor, volvería».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *