uncategorized

La diferencia secreta entre Gareth Bale y Zinedine Zidane: el método de recuperación tras los partidos

12/08/2020

UEFA Nations League - League B - Group 4 - Wales v Bulgaria

Este miércoles Zinedine Zidane Gareth Bale volvieron a coincidir en Valdebebas. No se llegaron a saludar porque el protocolo anti covid impide que los futbolistas que se ejercitan en el gimnasio (el británico) se crucen con los que están en el campo. Tampoco lo hicieron Kroos o Ramos. La última vez que habían hablado fue en la víspera del partido de la Champions en Manchester, ante el City. En aquel intercambio (breve) de pareceres, el jugador le dijo a su entrenador que si iba a seguir sin contar con él, como en los últimos encuentros de Liga, que mejor no le convocara. Sonó a desplante, pero ni al técnico ni al club les sentó mal tan llamativa postura.

La excusa era la pandemia. Mejor ahorrarse un viaje y los riesgos de un contagio, si el jefe tenía claro que lo iba a dejar en el banquillo sin utilizar. La petición no chirrió a ZZ, que conoce de sobra ya al británico y su distancia con las dinámicas del vestuario. Otro, incluso sabiéndose sin opciones, hubiera querido subir al avión para acompañar al equipo. Pero Bale, no. Así es desde el principio y así le respetan en la caseta. ¿Por qué? «Porque nos ha dado mucho», repiten desde la Ciudad Deportiva, echando un vistazo a su historial. La chilena de Kiev que facturó la 13ª Champions, sin ir más lejos. De hecho, cuando en el Madrid leen comparaciones de Hazard con Bale, por su querencia a las lesiones, se susurra que ojalá, a nivel de títulos, salga igual el belga, porque sería todo un éxito.

Pero ahora cuesta ver la brillantina en un jugador aparentemente en huelga de brazos cruzados, que lanza chinitas al club desde su selección (le acusó de torpedear su salida) mientras se agarra con pasión a su contrato de dos años más, sin querer renunciar a un euro a cambio de un destino donde tenga garantizado el protagonismo que hoy Zidane no le puede ofrecer.

Ambos tienen una conversación pendiente, sin que nadie acierte en el club a adivinar el resultado de la misma. La situación ya parecía irreconducible hace un año y después Bale fue titular en Vigo, en el primer encuentro de la temporada. ¿Se darán una nueva oportunidad? El Madrid deja hacer al entrenador, redoblada su autoridad por el título de Liga. El francés, como recuerdan a su alrededor, es un tipo práctico, que no dudará en tirar de la pieza que sea, si así conviene a sus planes. Pero lo que no tolera son los privilegios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *