uncategorized

El calvario del Chimy Ávila: segunda rotura del cruzado en ocho meses

12/10/2020

Chimy Ávila, tras lesionarse durante el entrenamiento de Osasuna.

Hubo que esperar a que las pruebas médicas en la Clínica Universidad de Navarra lo confirmaran por la tarde, pero el propio Chimy Ávila tenía claro el diagnóstico desde el primer momento. Todavía tirado sobre el césped de Tajonar, el delantero argentino constató que el dolor y el resto de sensaciones que tenía eran las mismas que para su desgracia había conocido en el mes de enero. Un delantero hundido, un club en ‘shock’ y una afición en pánico. A última hora de la tarde, Osasuna confirmaba lo que todos se temían: rotura del ligamento cruzado.

«Hoy comienza otra batalla que la vida me pone y que superaré una vez más», publicó Chimy en su cuenta de Twitter. Su pesadilla se repite, uno de los jugadores revelación de la pasada temporada hasta el momento de su primera lesión. Su carácter encajaba a la perfección con la idiosincrasia de Osasuna y el sistema de Jagoba Arrasate le permitía explotar todas sus cualidades. En el momento de su primera lesión sumaba nueve goles en 20 apariciones, casi uno cada dos partidos, una estadística extraordinaria para un equipo recién ascendido a Primera como era en ese momento el navarro.

Tan espectacular fue su rendimiento que su nombre se vinculó al Barcelona, primero en el mercado ordinario de invierno y después tras la lesión de Luis Suárez, que llevó a los azulgrana a reforzarse finalmente con Martin Braithwaite. La opción del argentino, con 25 millones de cláusula, se evaporó el 24 de enero durante un partido contra el Levante. Cayó mal al suelo tras un salto y su rodilla izquierda quebró. Se había roto el ligamento cruzado anterior y la temporada tocaba a su fin.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *