uncategorized

Cómo la música salvo a la neozelandesa Wilkinson: «Soy como Ed Sheeran»

07/19/2019

«Mi estilo es un poco el de Ed Sheeran«.

Hannah Wilkinson tiene 27 años y puede presumir de que se le dan bien dos cosas que casi todo el mundo desearía: la música y el deporte.

La futbolista neozelandesa ha disputado el Mundial de Francia con su selección y ahora tiene que volver a casa, junto a su guitarra y sus canciones. Empezó a tocar con 12 años, después vino el canto y la composición… Y Spotify. ‘Waiting for the Sub‘ y ‘Set me free‘ se pueden encontrar en su perfil. «Tocar la guitarra y encerrarte a cantar hace muchísimo bien. Te evades de todo, lo que me parece muy necesario», explica, en declaraciones a FIFA.

El pasado mes de octubre, Hannah se desgarró el ligamento anterior cruzado y tuvo miedo de no llegar a la que iba a ser su tercera Copa del Mundo. Nada de eso, entre rehabilitación y música, aterrizó en el país galo: «Los aspectos mentales son la parte más dura. Físicamente, lo tenía todo bajo control, pero la parte mental y emocional no es fácil. Pasé días muy malos», reconoce.»La música contribuyó de forma necesaria e importantísima a mi recuperación. Sentía tanta presión en algunos momentos que me sorprendía a mí misma dando vueltas y más vueltas a mi situación. La música me permitió distraerme y perderme en una canción o en una melodía».

La jugadora, que pese a ser suplente ha disputado minutos con el equipo en Francia, ha actuado ya en algunos escenarios y espera seguir compatibilizando sus dos pasiones: «Tocar ante el público impone bastante, pero disfruto mucho. Me gustaría actuar más veces en acontecimientos que tengan que ver con el fútbol. Participé en algunos en Suecia y supuso un rodaje magnífico, porque tocar en directo es muy diferente a todo».

¿Y lo de Ed Sheeran? «Diría que tengo un estilo parecido al suyo. No necesita percusión en sus canciones, da la impresión de que el ritmo se cree dentro de él. Lo consigue por cómo compone y por su forma de tocar. Me gusta muchísimo».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *